Juegos / Pandemic Legacy / Reseñas

 
¡Oh! ¡Qué sorpresa! Pandemic Legacy nos encanta y no podía ser menos después de las valoraciones que hicimos en nuestra reseña de Pandemia y sus expansiones.

Pandemic Legacy es un juego a parte de Pandemia, no es una de sus expansiones como ¡Al límite! o In the Lab. Sigue las mismas mecánicas que Pandemia pero ahora lo jugaremos en campaña a lo largo de todo un año en el que tendremos que combatir enfermedades y hacerle frente a hechos inesperados que nos podrán la partida patas arriba.

El juego empieza de la misma manera de siempre: se coloca el tablero, se infecta, se meten eventos y se reparten cartas. La primera diferencia es que ahora podemos escoger qué personaje vamos a ser de los 5 que inicialmente propone el juego: generalista, médico, analista, genetista o coordinador y no ya sólo elegirlos, si no darles nombres y mimarlos porque necesitamos que sigan vivos y lo más sanos posible para que continúen su trabajo hasta diciembre. ¿Sanos? Sí, sanos, porque jugando en modo Legacy nuestros personajes pueden sufrir daños físicos o mentales que arrastrarán hasta que se termine la campaña o hasta que mueran, momento en que el juego nos dice que tenemos que romper su ficha.

La segunda diferencia, y más significativa, es que hay que empezar a leer un mazo de cartas nuevo, el mazo LEGACY que es súper-mega-archi-ultra-secreto. Es tan secreto que hasta el manual nos dice que si en algún momento se nos cae le pidamos a una persona ajena al juego que lo recoja y lo ordene para que nosotros no leeamos accidentalmente nada y nos arruinemos la diversión. Estas cartas nos irán contando lo que va a pasando en la partida y nos dirán cuándo debemos abrir las cajas misteriosas o levantar las solapas de las carpetas top secret. Lo que hay escondido dentro de las cajas, en las solapas o en el propio mazo de LEGACY es todo un misterio.

La forma de ganar la partida también será diferente, ahora tenemos unos espacios en el juego destinados a “objetivos” y según el mes de campaña en el que nos encontremos tendremos que cumplir 1, 2 ó 3 de ellos para dar el mes como completado con éxito.  Si no conseguimos cumplirlos podemos “volver a jugar” ese mes, pero sin rebobinar el mazo de Legacy y con todas las consecuencias que nos acarree haber perdido. Si perdemos 4 veces seguidas y todo parece perdido hay un plan de contingencia: la misteriosa caja número 8… Pero afortunadamente no sabemos lo que hay dentro.

Por todo esto Pandemic Legacy tiene una rejugabilidad escasa, por no decir que nula. No sólo por tener que romper, pintarrajear y pegar adhesivos en los componentes, todo eso lo podemos evitar con soluciones más o menos creativas (fotocopias, acetatos, post-it…), si no porque ya sabes lo que hay oculto y los problemas inesperados a los que tendrás que hacer frente en la primera partida ya no serán inesperados en la segunda a menos de que tengas una prodigiosa memoria de pez (como es mi caso). Si esto es bueno o malo es algo que cada uno tiene que juzgar, a nosotros nos da rabia tener que cargarnos un juego pero la experiencia que vivimos haciéndolo es buena porque la sensación de que ya no hay vuelta atrás es brutal y la presión que te genera  a la hora de tomar decisiones es lo que hace que Pandemic Legacy tenga sentido.

Aún no hemos terminado la campaña pero, por lo que hemos oído, tras terminarla se puede jugar a Pandemic Legacy como Pandemia normal, así que el juego sigue teniendo vida.

Las cosas que no nos gustan de este juego de mesa son pocas y bastante ligeras: los colores de los peones, el color de los centros de investigación que es un espanto (esperamos que sea porque hay que pegarles cosas encima) y que algunas bases de los peones son ligeramente curvas, no están bien rematadas y hay que tener cuidado para tenerlos en pie.

Como conclusión, y aunque sea repetirnos, os lo recomendamos; ya sea destrozándolo o manteniéndolo impoluto envasado en film como si fuera un bocata, Pandemic Legacy es muy buen juego y merece la pena enfrentarse a él.

Desde 221B recomendamos (y mucho) Pandemic Legacy

 

Pandemic Legacy, vídeos relacionados:

 

 

Si te ha gustado esta entrada, compártela 😉


Marta

Si quieres ponerte en contacto conmigo, escribe un email a la Señora Hudson (srahudson@juegosdemesa221b.com). Ella me dará el mensaje.

Comentarios

  1. Battosai dice: julio 13, 2016 at 3:51 pm

    ¿El tamaño de las cartas es el mismo que en Pandemia? Lo digo por si se podría combinar con las expansiones de Pandemia para jugar ignorando las pegatinas y demás una vez se acaba la campaña.

  2. Sé que esta pregunta llega tarde, pero ¿A cuantos jugadores habéis jugado la campaña?
    Yo al Pandemia básico juego bastante a 2 jugadores, pero cada uno controla a 2 investigadores; de esta forma las cartas están más repartidas. ¿Se podría jugar así a la versión Legacy? Supongo que será menos inmersivo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros para el análisis anónimo de la navegación. Si continúas navegando, aceptas el uso de cookies. Más información sobre cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies